Banca Monte dei Paschi di Siena // Banco Santander

El Banco Monte de Paschi de Siena, además de ser el banco mas antiguo del mundo, es curiosamente un banco que podríamos llamar “rojo”; ya en la antiguedad se enfrentaban al Papado y se acogieron al poder imperial (gibelinos). A día de hoy y desde la Segunda Guerra Mundial, ha estado bajo el paraguas del Partido Comunista de Italia. Hace un par de años, todavía coleaban estas cosas, cuando, ante la propuesta de incorporar al Obispo de Siena a la fundación, que controla el Banco, hubo sus más y sus menos.

Esta fundación, tenía la mayoría absoluta de las acciones del banco y su fuente de financiación.

Entraron en tiempos de grandeza y compraron el Antonveneta al Banco Santander y otro banco pequeño, Biverbanca.

La adquisición del Antonveneta, puso a prueba la capitalización del banco y su capacidad de gestión.

Por el lado de la capitalización, tuvo que hacer un ampliación del capital, pero limitados por su caída de cotización y por la liquidez de la fundación, que no quería perder el control. El Santander, después del negocio que hizo con la venta, entro en la ampliación de capital, con un 2%. Desconozco la situación actual, aunque creo, que después de algunas pérdidas y recogida información del banco, deshiciese la posición, pues no le gusta estar en minoría.

Si mal no recuerdo, la ampliación de capital se hizo a 1,5 € (año 2008), ya con la crisis en efervescencia.

Por el lado de gestión, solo puedes adquirir, si puedes mejorar la gestión, pues el que vende quiere cobrar por adelantado, sus beneficios venideros.

Aguanto inicialmente su cotización, pero luego se fué deslizando.

Como su capitalización había sido exigua, para no perder el control la fundación y con el desarrollo de la crisis, tuvo que ampliar de nuevo capital, lo que obligó a la fundación a pedir un préstamo sindicado de unos 900M€ y al banco a solicitar los llamados Bonos Tremonti, que es una forma de entrada temporal del gobierno, para capitalizar (acciones preferentes al 8,5%)

Ante las exigencia europeas de niveles de capitalización, tenía que conseguir antes de Junio, unos 3.000M€, por el lado del banco, mientras que la fundación, tenía que hacer frente al crédito sindicado a finales de este mes de Abril.

Teniendo cortado los ingresos, por las necesidades de capitalización del banco, la fundación recurre a vender el 15% de las acciones que posee del banco, entre afines, pero con sillón en la dirección.

Y como a “perro flaco, todo se le vuelve pulgas”, el banco ha anunciado unas perdidas de 4.600M€.

Los sindicatos se han movilizado y la dirección ha negado un reajuste de plantilla, aunque si está en marcha un proceso de venta de activos. El año pasado ya vendió algún activo, ahora sigue y se “habla” de la venta de 100 sucursales del Antonveneta. ¿Porque 100?.

Si vende el banco completo, tendría que provisionar la diferencia hasta los 9.000M€ que pagó y con solo el dato de que el Monte dei Paschi con el Antonveneta, en bolsa ahora valen 3.870M€, esta dicho todo.

Hay quien espera que entre algún banco europeo, pero en estos momentos, no se puede comprar una entidad sin un plan de garantías de activos, como los que ha tenido que dar el gobierno español y un acuerdo sindical firmado.

Después  de las garantias y el acuerdo sindical, viene el proceso de capitalización, ya de por sí complejo en este entorno.

Este punto es subsanable si la oferta de ampliación de capital, no se hace sobre su propio capital, sino sobre el del banco a adquirir.

¿Se imaginan al Santander (o BBVA) ofrecer una ampliación de capital sobre el Monte de Paschi a sus propios accionistas, para integrar el banco en un 75%?.

Lacharola.com

Egui:  historia@lacharola.com

Deja un comentario