Sobre la historia…….

21 de Noviembre 2010

21-XI-2010

Tengo la costumbre de poner los meses en números romanos, y así no hay error entre los meses y los días, de si esta en estructura inglesa o no. Y fecho el escrito, porque mientras los blogs normales están fechados, las “pages” no lo están o no se ponérselo.

Tengo que decir, de entrada, que no soy historiador de formación , aunque viva de dar clases de ello.

Para el periodo al que me he aficionado, es algo bueno, pues las técnicas, hábitos, costumbres e inercias que acompañan a la formación, no las tengo; tengo lagunas de formación, escasez de técnicas documentales, pero creo estar más libre de prejuicios, porque fulano diga tal o cual cosa, tanto que no me suelo fijar en quién lo dice, sino en lo que dice.

Reconozco el riesgo de acoger ideas falsas, pero he desarrollado una técnica, que consiste en mirar la “lógica interna del escrito”; en qué consiste: pues que el texto confrontado consigo mismo y la realidad, no dé situaciones absurdas. El novelista “crea” la realidad del personaje y en principio no tiene que haber falta de lógica interna, pero enfrentado con la realidad externa, las cosas cambian.

Un ejemplo de falta de lógica interna de un novelista: un autor de novelas del oeste, es preguntado por un periodista, si sus personajes, son tan buenos tiradores, ¿porqué siempre aciertan al último tiro?- Porque la editorial, me paga por palabras.

El periodo, al que me he aficionado, es lo que ha quedado en llamarse el periodo oscuro, desde la caída del Imperio romano hasta el CID (1100 dC.), pero para entenderlo me tuve que remontarme hasta las guerras cántabras, pues la percepción de lo que ocurrió allí, sigue condicionando aún en la actualidad.

Fase previa a las guerras cántabras: ¿que es lo que hay en la península?

Ha todos nos han enseñado, lo de celtas, íberos y celtíberos, donde los celtíberos son una mezcla de celtas e íberos (idea que adelantaría el concepto de España).

Mi posicionamiento es el siguiente.

Los íberos, no son un pueblo; no son un pueblo, sino un conjunto hetereogéneo definido, por un espacio (las tierras circundantes al Iber-Ebro) y coíncidente con un espacio climático (el clima mediterráneo) y la cultura que este clima representa, en cuanto a técnicas de aprovechamiento agrícola y con un fuerte contacto con las culturas del área mediterránea.

Hay un área, que sin ser mediterránea, debido a su riqueza mineral y la calidez de su clima y el fuerte influjo de fenicios y otros pueblos, se incluye como zona ibera, aunque se les conozca como Tartesos (la costa atlántica de Andalucía).

El resto de la península, sería zona gala o céltica y estos serían realmente un pueblo, aunque sus tribus tuvieran autonomía. En este contexto, los celtíberos, no serían la mezcla (interesada ) de celtas e iberos, sino los celtas del iber.

¿Y los vascos? serían también célticos (el culto del roble- árbol de Guernica). ¿Y el Euskera? serían grupos no célticos, incorporados en plan amistoso entre los celtas, sino los celtas, los hubieran arrasado, pues una de las características desde la antiguedad, es que el ser diferente, me da la justificación para quitarle (si puedo) el huerto a mi vecino, para dárselo a mi hijo.

La incorporación de estos elementos no célticos, tuvo que ser reciente (antes de ser conquistados por los romanos), para no ser absorbidos; sin poder, sin estructuras de tribu (supone poder) y posiblemente ni clan, aunque si familiar. La hipótesis de que fuesen desertores del ejército de Anibal, es bastante seria. Gente de habla del tronco libio-fenicio (cartagineses, gaditanos, bereberes e íberos), que no podían regresar a sus tribus, pues habían dejado rehenes sus jefes y si regresaban, serían entregados a los cartagineses y llegarían a Cantabria, con los cantabros/vascones que hubiesen abandonado el ejército de Anibal. Se repartirían por el espacio, siempre en los trabajos más duros.

Esto explicaría que hubiera varios euskeras, cuando una fosilización del idioma hubiera dejado solo el que habia (grupos de distinto origen).

El asociar vasco y euskera fué otro error; los apellidos allí se clasifican en eukéricos, vascos y castellanos. ¿Pero no era los mismo vasco y euskera? esa gente que se incorpora en una época muy revuelta, va a vivir bajo el epígrafe de “Vascones”, que posiblemente sea un genérico (montañes) al igual que “Cantabro” que sería los montañeses, donde nace el río Iber. Si percibimos como genérico tanto cantabro como vasco y no étnico (tribal), se puede aceptar el vasco-cantabrismo, que los nacionalistas vasco del siglo XIX defendían, pero no euskérico.

Estos montañeses del Iber, por razones de contactos y alimentarias, tenían fuertes vínculos con sus vecinos productores sobre todo de trigo. Los montañeses del iber de la zona de la rioja, sus vínculos serían con el valle del Iber; los del sur de las montañas de la cordillera cantábrica, serían con los vacceos, mientras que los del norte de la cordillera, actual costa de Cantabria y País Vasco, sería con Aquitania, vía marítima.

Con la segunda guerra púnica, además de asentarse en el país vasco los grupos euskéricos, empieza a tomar posesión de la península ibérica, Roma, al quedarse con toda la zona de los iberos. (costa mediterránea y la atlántica de Andalucia.

Para entender el avances y retrocesos de Roma, hay que entender que hay unas fronteras intangible; si con tus técnicas agrícolas puedes aprovechar ese espacio y si ese espacio es capaz de contribuir en el esfuerzo fiscal del reino o imperio.

Este espacio mediterráneo coincide con la economía del trigo, vid y olivo de los romanos y tiene la suficiente productividad de contribuir a lo que vamos a llamar el imperio (aunque en ese momento esté en fase de república). Ha de ser capaz de mantenerse sus habitantes a sí mismos y además mantener las tropas y administración allí estacionadas y contribuir al mantenimiento global de Roma, aportando soldados, víveres, minerales etc.

Si un espacio no es capaz de producir lo suficiente, tiene que ser abandonado, por el imperio; si este aguanta en zonas adyacentes, el territorio será abandonado por la gente, al no poder pagar los impuestos, aunque en principio, si daría de comer a un volumen de gente.

Posiblemente, la expansión por la península estuvo vinculada a pequeñas variaciones climáticas, pero muy importantes para los cultivos y su productividad.

El avance romano sobre la meseta y el valle del Iber, es simultaneo en el tiempo y su conclusión también: Viriato muere en el 139 aC y Numancia cae en el 133 aC.

Dejemos a Viriato y nos centramos en la Celtiberia. Los que escapan del avance romano, tras la caída de Sageda (Belmonte de Gracián), se refugian en Numancia; lo que demuestra un vínculo muy fuerte.

A su vez, los numantinos reciben ayuda de los cántabros (montañeses), otro vínculo, que estimo, con los que están al sur de la cordillera, aunque arrastrarían a otros, por el botín.

Destrozan la zona vaccea e incursionan en la zona palentina; los vacceos volverán a aparecer otra vez en la historia, justo antes de las guerras cántabras. ¿Porqué no se quedaron los romanos en esta zona? Posiblemente, más que razones militares, podrían ser logísticas y de producción.

El siguiente avance romano se produce sobre la costa atlántica, quedando solo lo que se conoce como la España verde. Este espacio, no se adapta a su economía agrícola.

Acercándonos ya a las fecha claves, llegamos a las fases previas de la guerra civil romana entre Julio y Pompeyo. Julio Cesar consigue el nombramiento para la península ibérica y se enzarza en una guerra, que le permitirá ocupar la actual Galicia. La razón profunda, es que Julio Cesar, había tenido que salir de Roma, dejando muchas deudas y necesitaba dinero y una de las formas de conseguirlo es con los botines de guerra.

Queda sin ocupar la España verde, menos Galicia, entendiendo que los astures llegaban bastante al sur (lo que llegan ahí las montañas).

Pompeyo,  se dedica a alterar los vínculos que había establecido Julio Cesar (el clientelismo) y funda la ciudad de Pompaelo (Pamplona).

El espacio galo o céltico, se ha visto mermado, pero todavía es muy poderoso, aunque es un pueblo con estructura tribal. Dominan la cordillera cantábrica al norte y sur, llegando los astures casi hasta Zamora.

Se extiende por Aquitania, Galia, Belgas, Bretones (Gran Bretaña) e Irlanda y otros elementos mas separados. Los de aquí, han perdido los llanos, pero les quedan las montañas.

¿Porqué la Cantabria antigua llegaba por la costa hasta el Sella y por el interior era el río astur?

Desde mi punto de vista, no era más que pobreza; se ha enaltecido las montañas, pero ¿en qué se diferencian la zona occidental de la oriental de la cordillera?

La dificultad de las cumbres, no sirve y por lo demás son parecidas. Lo que si les diferencia a los dos espacios, es la zona agrícola, prácticamente inexistente en la zona oriental de la cordillera, al ser sus valles más cerrados y con menos espacio entre las cimas y el llano o el mar. Observar los mapas físicos y veréis, que la cordillera se separa del mar a partir de Ribadesella y al sur se prolongan las montañas, creando zonas más abiertas. Es por esta escasez de espacio, que el oriente de Asturias actual, nunca ha sido una zona de sidra, pues la que ha habido, siempre ha sido escasa y puntual, como ha ocurrido en la actual Cantabria; en pocas palabras, la zona de Cantabria siempre ha sido mas pobre y dependiente en mayor medida de recursos externos.

La guerra de las Galias (Bellum Gallicum), va a interferir en el proceso penísular; por un lado, la participación de los cantabros en la defensa de Aquitania contra Craso, con un terrible resultado y el aislamiento, del resto del espacio galo.

La victoria de craso supone para los montañeses, un enorme derrumbe; solo la cercanía del invierno, evita a algunas tríbus de las montañas, la entrega de rehenes.

Posteriormente, alrededor de este espacio sin conquistar, se van a celebrar varios triunfos menores (ovatio), que lo que consiguen es ir ciñendo el posterior espacio de las guerras cántabro/astures, aunque no tuviesen esa intención. Con escasas tropas y tribu a tribu, van ocupando el espacio, con su desarrollada técnica militar.

Se habla de 7 “ovatios”; una por cada tribu vencida, que conozcamos: Bardulos, Caristios, Autrigones, Vacceos. Faltan 3. Una podría ser, la que estuviese asentada al norte y noroeste de Pamplona, que ha quedado tapada, con el “genérico” de vascones/montañeses; podría haber un segundo grupo al nordeste de Pamplona, que pudieron mantenerse, mientras el lado norte de los Pirineos Occidentales, fuese céltico o galo; menor posibilidad lo tienen las tribus aquitanas acogidas a los Pirineos, pues se dicen “en Hispania”; un tercer grupo estaría en los alrededores de los astures, posiblemente en la zona palentina

Posíblemente sea este factor, el que decidirá a Augusto venir a Hispania; si unas pocas tropas, conseguían avanzar, en medio de las guerras civiles, con la presencia de un gran ejército, la cosa sería rápida y sin contratiempos, mientras que la otra opción (contra los Bretones, donde ya había estado Julio Cesar), era bastante más dificultosa.

Se sabe que fueron ocupados los espacios de los vacceos, bardulos, caristios y autrigones; hay otras tres que no es posible ubicar, pero queda descartado el sur, porque las guerras serviles no tienen categoría, aunque si lo celebrasen sobre Espartaco.

Augusto viene a esta zona montañosa, por publicidad, necesita una victoria sobre enemigos de Roma, pues sus victorias hasta ahora, habían sido contra romanos, en la guerra civil y así hay que ponderar sus textos, pues alabando al enemigo vencido, aumentas tu prestigio.

La venida por las minas, no tiene sentido, pues desconocería el alcance de esta minería y tardaron mucho tiempo en aprovecharlas, pues necesitaron resolver varios problemas (técnicos, logísticos…)

Cuando pusieron las minas en producción, posiblemente esta zona se convirtió en la gran zona siderúrgica y minera del imperio, como la zona de los astures lo fue, con el oro.

26 aC Guerras Cántabras

Augusto, prepara la guerra con todo el ceremonial (publicidad) y en un primer momento, solo quiere ocupar Cantabria, pues los “cantabros” suenan en Roma (mercenarios, Numancia,…) y busca algo llamativo y rápido; que lo consiga, es otra cosa.

Mediante una decisión política, separa el escenario bélico en dos espacios; el cántabro, se vinculará con la provincia Tarraconense y el astur, con la lusitania o ulterior.

Este acto, sin sentido desde una perspectiva militar (mando unificado), lo tiene desde el punto de vista político; no quiere que ningún general tenga demasiadas tropas a su mando, no sea, que sufra la tentación de enfrentarse al emperador, que significa precisamente, jefe de las tropas.

A cada legado, jefe provincial, le pone al frente de 3 legiones.

Se habla, de que en el conflicto participaron 7 u 8 legiones. ¿Que harían esas legiones, no adscritas a los legados?- escoltar al emperador.

Por razones de equilibrio militar y porque hubo dos legiones “augustas”, me inclino por que Augusto tuvo dos legiones, de escolta y que en las operaciones militares, actuarían de reserva.

Las legiones del legado de la Lusitania, desplegadas frente a los Astures, se quedaron acantonadas en ese primer año, provocando con ello, que los astures no puedan ir a ayudar a los cántabros, mientras que una victoria rápida sobre los cántabros, le vendría bien en términos publicitarios y dejaría la oscura labor de rematar la faena (vencer posteriormente a los astures) mientras, se estuviesen celebrando en Roma el “Triunfo” de Augusto sobre los cántabros.

Fijarse en la desproporción de tropas. En la zona cántabra, despliega 5 legiones, siendo la zona cántabra, que queda, mucho más pequeña y con menos población que la astur; este hecho vendría dado por la búsqueda de la rapidez en la victoria, hecho que no consigue, porque los cántabros habían estado sufriendo la presión romana, desde la caída de Aquitania, evitan el choque frontal.

Para hacerse idea del potencial desplegado, Julio Cesar se metió en la guerra de las galias, con 6 legiones, dos de ellas novatas; el segundo año organizó otras dos legiones de nuevo cuño.

Compararlo con las 8 veteranas, que se trajo Augusto.

Las guerras cantabro-astures.

Como dije, el primer año, no hay operaciones sobre los astures y serán estos, al comienzo del segundo año, los que ataquen, los 3 campamentos que tenían desplegados frente a ellos.

Volviendo al primer año. El ataque se produce de sur a norte, cuando podía haber sido de este a oeste; esto tiene también su lado publicitario, pues “agranda” el espacio bélico. Portus Victoriae, posiblemente sea la Ría de Treto, donde una de sus marismas conserva del topónimo “marisma victoria”. Una de las legiones avanzó a través del Puerto de los Tornos, posiblemente construido por ellos y el primero en abrirse, pues su cercanía a la mar, hace que se funda primero la nieve; esta tuvo que recorrer muchas millas (mil pasos; de dos zancadas. En cambio Augusto podría haber llegado plácidamente, bajando por el Asón; el “limes”, debía estar por el Agüera, pues los Autrigones habían sido incorporados al imperio y se asentaban en la zona de Castro Urdiales y Bilbao.

Se sabe, que al igual que en la zona astur, en la cántabra se asentaron tres campamentos (uno por legión), que avanzaron en tres columnas (de sur a norte). La más oriental, iba muy cerca del limes y podía contar con la ayuda de las legiones augustas.

¿Qué iban buscando? Buscar el choque frontal, bien tribu a tribu o global; con el despliegue que tenía, Augusto tenía la seguridad  de triunfar; las experiencias anteriores de los cántabros, le hizo desistir del choque frontal y empezaron a moverse de valle a valle y en guerra de guerrillas; alguna tribu o clan, no abandonó su espacio y fue barrido.

Aunque la parafernalia del Portus Victoriae, se había realizado, no controlaba la zona; el coste del desplazamiento para las tribus, en términos de viejos y niños, era muy fuerte, pero asumible a corto plazo y de lo que no andaba sobrado Augusto, era de tiempo (publicidad y retorno al foco del poder).

Intenta atraer a algunas tribus, mediante negociaciones (podía ser el caso de Corocotta, que puede ser un genérico en vez de un nombre (jefe de la fuerza- Coro “fuerza” cotta “el alto o destacado)).

Por otro lado, pide refuerzos a Burdeos.

¿Porque a Burdeos? Porque es el camino más cercano a Roma, en términos logísticos; el principal medio de transporte de mercancías era el barco, hasta la aparición del tren, en su versión fluvial o costera. Subiendo las embarcaciones por el río Garoña, pasando un pequeño tramo en carro y bajando en embarcaciones, por la otra vertiente, hasta el Mediterráneo. Hoy está atravesado por el canal de Midí.

¿Qué necesita, mas tropas? No; herramientas y obreros especializados. Va a realizar un camino paralelo a la costa, que le va a permitir, coger a los cántabros, como en una cacería. Este camino le permitirá mover rápidamente sus tropas por la franja costera, y mediante una maniobra similar desde el sur, avanzando por los caminos de cresta que se están haciendo, copar a las tribus en los distintos valles; si los hombres se disgregan, algunos pueden escapar, pero la mayoría no y es cuando les obligan a vivir en el llano.

El camino va a desarrollarse entre Portus Victariae y el limes con los astures, con tres puntos de apoyo, en los que se ha entendido como desembarcos, pero que realmente es, un avance rápido costero, con el apoyo de la flota, que le garantiza comunicaciones y aprovisionamiento. Los puntos de apoyo (equivalente a la zona verde de Bagdad), serían Santillana del Mar/Suances, Santillán/Prellezo/San Vicente de la Barquera, Llanes. El nombre de Llanes vendría de Illán.

En la zona hay otros Illan, que también estarían vinculados a esta guerra: Santullan (Castro  Urdiales), Barruelo de Santullán (Palencia).

En la zona de Llanes, debió haber combates (Belmonte- Monte de la batalla), pasan la Sierra de Cuera y suben a los Pico de Europa, por lo que se conoce como calzada de Caoro, subiendo por un camino en zip-zap, desde Arenas de Cabrales, en el Macizo Occidental de los Picos.

Desde Santillán/Prellezo/San Vicente, irían en dirección a Peña Sagra, posiblemente el Monte Medulium, del suicidio cántabro, pero no en esta fase de la guerra, sino en su levantamiento posterior (también con su Belmonte-Polaciones).

Desde Santillána/Suances, lo que primero viene a la mente es la calzada de Barcena de Pie de Concha, pero no es una calzada de cresta, es mas comercial o de una fase más adelantada de la guerra.

Entre estas dos últimas bases, partirián tres calzadas en dirección sur, las tres de cresta.

Una desde el Monte Corona (¿Monte de la fuerza?), que se conoce como cambera de los moros.

Otra desde San Pedro de Rudagüera y otra desde la base Santillana/Suances, pero por su extremo occidental (Puente San Miguel). Desconozco las otras calzadas de cresta.

Este camino de costa, se realiza simultáneamente en muchos puntos a la vez y da lugar a una calzada muy cercana al mar, por razones de seguridad.

El trazado del larguísimo puente de la Maza, en San Vicente, con el complementario del Peral, hoy inexistente, daría acceso al área segura de Prellezo/Santillan, fortificando de paso la acrópolis del que será San Vicente (bicent- dos cientos; acantonaron un manípulo: dos centurias).

Todos los valles de Cantabria tienen un San Vicente y en el valle de Iguña, un San Vicente de León (un manípulo legionario.

Las tres zonas de seguridad (las Illan), son península o casi. La mas clara es la de Prellezo, donde es flanqueada por las rías de San Vicente y Tinamenor. La de Suances, se apoya en la ría de San Martín de las arenas y el río Saja; en su costado occidental, se apoyaría en tres altos (sierra llana, el monte de Santillana y el alto de Ubiarco). El tercero, el de Llanes, no lo tengo estudiado.

Entre Santillana y Santillan, mantienen protegido su flanco sur, por el río Saja, y cuando este penetra hacia el interior, hace su función la sierra del escudo (de ahí puede venir su nombre “escudo”, habiendo otro escudo (el del puerto del Escudo) que nos puede marcar un espacio “algo conflictivo”.

La toponimia está muy marcada; para acceder desde la zona oriental al área de Santillana, a través de un puente que estaría ubicado en el actual de la Barca, habría que pasar por un regato de las anguilas (posiblemente de las águilas, pues las anguilas, por su abundante proliferación en la antiguedad, sería una mala referencia) y por Barreda; para acceder a San Vicente tienes que pasar por otro regato de las anguilas, con su bao de las anguila (donde vivo) y otra barreda, que está donde el depósito de agua de San Vicente y que sería la valla de protección del puente.

Cuando hablo de una calzada muy pegada al mar, esta sería la calzada “estratégica” y logística, mientras que habría una segunda, para el despliegue militar, mas metida.

La militar, iría por  ejemplo, por el Monte Corona, mientras que la logística, coincidiría en parte, con el camino de Santiago y la ruta de las humilladeros, que hay entre los dos illanes, pasando por la zona de Comillas, desde el humilladero de Casasola, la coteruca, barrio de Estrada, depósito de aguas de Comillas, humilladero de Rioturbio, castro del robledo, regato de las anguilas (tiene dos baos, sería el más norteño, que posteriormente seguiría el trazado de la Revilla por Cara, pero en esta fase seguiría por la Cotera (La Madrid), antiguo camino real, por el barrio de Mijegos de la Revilla, el depósito de agua de San Vicente (barreda) al Puente la Maza.

Terminado este trazado, paralelo a la costa, permitirá un despliegue rápido de tropas, por los caminos antes mencionados de cresta, que irían a unirse, con los que saldrían simultáneamente desde el limes sur.

Pero esto ya va a ser en el 25, con los astures ya batidos, tras su fracasado asalto simultáneo a los tres campamentos romanos; tiene Asturias dos Belmontes, que me intrigan: uno es Belmonte de Miranda, en el eje de entrada de la meseta a la costa y otro en su costa occidental, lo que supone que los astures hicieron intentos de parar el avance romano.

En principio parecía ser, que la guerra había acabado, pero la presión sobre los vencidos y el retorno de algunos prisioneros de guerra, que habían sido vendidos como esclavos y que retornoran desde la zona de Cadiz, después de matar a sus dueños, volvió a alzar la zona en armas.

Es aquí cuando se produce el hecho del monte Medullium, que el Padre Martino, sitúa en Peña Sagra y que daría lugar al topónimo Belmonte (Polaciones), en su intento de escapar del cerco y que al fracasar, se retiran y se suicidan.

Mientras que en la primera fase de la guerra, los prisioneros son vendidos como esclavos, en la segunda fase, son crucificados, pues supone un levantamiento servil; en la zona tengo localizado tres “calvarios”; en el Monte Corona, en el cementerio de La Madrid y cerca de Pesues. Este topónimo en algún caso, puede estar vinculado a ceremonias de Via Crucis, pero no parece ser el caso.

¿Porqué se prolonga tanto la resistencia cántabra? Posiblemente, por el “efecto llamada”. Empezada la revuelta, luego van a irse incorporando gente desplazada de sus espacios, que aceptaron el yugo de Roma, pero no pueden pagar los impuestos, en una tierra que solo les dá para comer a ellos y poco más.

Gente de los astures, vacceos, aquitanos…, expulsados por la presión fiscal, de sus malas tierras, se lanzan a la revuelta y sustituyen a los que van cayendo; sus tribus, no se van a levantar, están muy castigadas y los que tienen mejores tierras, pueden hacer frente a las demandas romanas; están en minoría en sus tribus y vienen a título individual, pero aquí se convierten en mayoría o por lo menos en una minoría, muy combativa. Cuando se agote este flujo, se acabará la guerra y entenderemos también que Agripa tenga que castigar a una legión, quitándola el título de Augusta, cuando flojeo y es que les asusto, el hecho de  que reiteradas victorias, no conseguían “tranquilizar” la zona y lo debieron ver como un hecho de los dioses o brujería.

Durante unos años, Cantabria quedó como un sitio recóndito, pobre y salvaje.

Pero enseguida empezó a animarse. Se empieza a explotar los minerales y se funden aquí.

Hay abundante mineral de hierro a cielo abierto; hay abundante leña para fundirlo; hay herreros y mineros.

Falta comida y una técnica de producción en masa; la comida se resuelve aprovechando los retornos de los barcos; de Burdeos, traerán trigo. La técnica de producción masiva ( en el caso de hierro), será lo que se conoce como siderurgia de monte, que perdurará hasta la edad media; consiste en apilar leña como en las carboneras, pero con mucho tiro y capas de mineral; esta producción de hierro, lo asocio con la lóriga segmentata (pecho lata); pensar que un legionario del imperio, llevaba 15 kilos de hierro, cuando un campesino, no tenía ni una azada. ¿De donde salió tanto hierro?

Veo por tanto, una zona muy activa, con mineros libres (el esclavo se adapta mal a las minas, aunque usable en el laboreo exterior) y una población más alta de lo que sería, si no se recibiese trigo de la Aquitania.

La minería romana aquí fué intensísima, tanto que en el s.XIX la Real Compañía Asturiana de Minas, prácticamente lo que hizo fue reabrir las romanas y aprovechar tanto las minas como sus vertederos, pues las técnicas permitían un mejor aprovechamiento del mineral.

La toponimia está marcada pero a veces no sabemos leerla.

Aquí tenemos un Puerto Calderón y abunda muchísimo el apellido Calderón.

El apellido lo relacionan con caldero grande (familia importante), pero podría estar emparentado con caldas; la caldera, es el fuego y el caldero lo que se pone en el fuego; si es así puede estar vinculado con fundición, un termino mas acorde con el puerto.

Hay también otro topónimo extraño “infierno”. Para los romanos es el subsuelo y el calor que allí se encuentra, en cambio lo tenemos en dos montes y un río; posiblemente se esté refiriendo a unas fundiciones que se celebran periódicamente allí. Extracción y acarreo por un lado, del mineral y por otro, acumulación de leña y mediante la siderurgia de monte fundirlo.

Un monte esta al lado de Solares al pié de Peña Cabarga; el otro en Maliaño y allí cerca se ha encontrado el único ejemplar de esta técnica (junto a la cueva del Pendo), que se lo atribuyen a la edad media.

Mas curioso  es el río infierno, afluente del Saja.

11-I-2011

Si las médulas fue la gran riqueza minera de oro, Cantabria y el país vasco pudo ser las gran zona minera no aurífera.

En la zona, no se pudo hacer ningún núcleo urbano serio (Juliobriga ¿era grande?), pues no había un excedente agrícola que lo mantuviese.

Si tenemos, que no hay ciudades ni acantonamientos militares, los dos mecanismos de romanización, podemos mantener que esta zona fué poco romanizada, pero de ello no se puede sostener, el no control romano de la zona.

Esta situación cambia en el siglo III; posiblemente un pequeño cambio climático, alteró la productividad agrícola romana, lo que les obligará a una fuerte ruralización y a una desaparición de la legión (infantería pesada), pues una de las consecuencias de la caída de la productividad agrícola, será el cierre casi total de las minas, que seguirán funcionando con carácter marginal; consiguen estabilizar la situación, pero una nueva fase de enfriamiento, termina hundiendo definitivamente el imperio, donde los bárbaros, solo serán el remate a una situación de debilidad profunda.

En la Aquitania, el imperio consigue asentar a los visigodos

Deja un comentario