Empieza la “Gran Sequía”

Por suerte o por desgracia, del rumbo que marco no se está desviando ni un ápice la economía; donde fallo de una forma continua, es en la velocidad de llegada de lo que estoy viendo.

Mi padre decía, que no tienes razón, te la tienen que dar.

Empieza a ver gente que me da la razón, otros lo han visto, de toda la vida, pero lo que me impresiona, es la enorme inercia y que no se evaluarla.

Hace un año, no daba un duro por los ayuntamientos, pero entre los pufos que dejan y ese plan de renovación masiva de aceras, han aguantado; lo malo, no es que aguanten, sino que no han tomado medidas. Ahora vendrán las prisas.

El pasado retumbe, en que el Banco Santander , cayo un 10% y eso que presentó un ligero aumento de beneficios; fueron las provisiones, las que indicaron a la gente que la cosa está seria (si no ¿Cuanto habría ganado???). También indicó la fuerte exposición de la banca nacional a la deuda del estado, lo que puede provocar una situación absurda.

La deuda se compra por seguridad y liquidez, pero con el riesgo país disparándose, se puede volver insegura y poco líquida. Insegura por partida doble- riesgo de impago e intereses. ¿Intereses? Si; con independencia de como esté el euribor o su referencia alternativa, si el gobierno coloca una emisión con más intereses, hace que quien quiera liquidez con las emisiones anteriores, tenga que asumir pérdidas o esperar al vencimiento. Si tengo un emisión al 2% y sale al mercado una nueva al 4%, no consigo vender la mía (liquidez) si no es con un fuerte descuento (pérdidas-inseguridad).

Todo esto, necesitando el estado cubrir su déficit, emitiendo deuda y renovar la que ya termina y a los bancos con ansiedad ( por su vinculación a ella) y la mayoría de las cajas en estado vegetativo.

En una frase- El gobierno no podrá endeudarse (aunque quiera)

No digo nada de niveles autonómicos y locales.

Recuerdo, que mi desarrollo, se apoya en que las bolsas están hinchadas y el Dow Jones me gustaría renombrarle Down Jones , pues sostengo que tiene que bajar de 2000, cifra que superó en 1985 y antes nunca la había superado ni acercado.

Estamos en un periodo revolucionario; el que no sepa adaptarse será barrido y el que se adapte, saldrá más fuerte de ella, aunque aparentemente retroceda.

Lacharola.com

Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario