Continuo con lo de Santiago.

Ayer, viernes 23, presencié una escena que me recordó al accidente de Santiago, pero sin consecuencias y me hizo ver la responsabilidades de los sistemas de emergencias, que esta vez, si funcionaron.

Un poco antes de la 1 de la tarde, el jefe de estación da la salida al tren y el maquinista cierra las puertas, pillando un cochecito de niño.

¿Como es que no vieron  esto? muy sencillo; la madre subió primero y desde dentro la resultaba mas fácil (o así lo creía ella) meter la silla del bebé.

Tanto el jefe de estación como el maquinista, no vieron a nadie en el anden y no se fijaron, que sobresalía un cochecito.

La madre se puso nerviosa y en vez de poner el pie en la puerta, intento meter más deprisa el cochecito, pero la puerta le trabó.

En este cúmulo de circunstancias, funcionaron los sistemas de seguridad.

La puerta no se cerró del todo, al encontrar un obstáculo y el arranque del tren quedó bloqueado, al tiempo que un pasajero tiró de la palanca de emergencia. El jefe de estación desbloqueo la puerta, regulariza la situación, que no pasa de un susto y vuelve a indicar al maquinista que puede proseguir, pero cuando intenta arrancar, la unidad sigue bloqueada, por tirar aquel pasajero de la palanca de alarma; lo cual le hace salir de la cabina, para desbloquearla.

En definitiva: no pasó nada.

¿Que podría haber pasado si hubiera habido un fallo de los sistemas de seguridad?

Caso 1- la puerta sigue cerrándose. Hubiera aplastado el cochecito. Antiguamente no había este dispositivo de bloqueo y en los trolebuses de Santander, estaba resuelto con una separación de las dos hojas de la puerta, cubiertas por anchas gomas. En una ocasión me atrapó un brazo, hasta que el conductor volvió a abrir la puerta.

Caso 2- no hay conexión entre la falta de cierre y el arranque del tren. La intervención del pasajero tirando de la palanca de seguridad (sistema redundante) habría solventado el problema, evitando una situación dramática.

Entiendo, que si hubiera habido «algo», el maquinista y el jefe de estación no tendrían responsabilidad penal pero si civil, de la que tendría que hacerse cargo la empresa. El cochecito no se visualizaba bien, al estar en curva la estación y tener que apoyarse en espejos. Otra cosa, hubiera sido, que la madre estuviese en el andén, Estaría clara, una actuación negligente que daría pie a un proceso penal.

Pero si queda claro, que en caso de que  no hubieran funcionado los sistemas de seguridad, por un mal mantenimiento o una instalación incorrecta, habría penales para los responsables de estos sistemas (excepto casos fortuitos).

En lo de Santiago, entiendo algo parecido:

Pudiera que el maquinista no fuera imputado por lo penal (despiste de tramo, en una visión rutinaria y sin señalización visual; llamada profesional en un mal momento) y si por lo civil, con cargo a la empresa.

Pero si en cambio, el responsable de seguridad, se puede ver en penales y pudiera que sus predecesores también; unos por hacerlo y otros por no revisarlo.

El director de Adif, esta llenando de puntos su cartilla, para ser citado al «dudar tanto» quien es el responsable de seguridad.

Me sospecho, que el «error» viene de la inserción AVE vía normal. Estaba diseñado AVE, pero lo cambian a vía normal. El nuevo trazado lo hacen con independencia del de AVE y sin revisar si la entrada es la adecuada, sino que a partir de un determinado punto cambian las reglas de juego, sin verificar la fase de transición.

En definitiva el proyecto de modificación se hace con el método de cortar y pegar.

Diligencias previas judiciales

 
Lacharola.comEgui:  historia@lacharola.com

.

Acerca de Egui

Un maestruco en activo, con 33 años en activo y de momento y aunque parezca mentira, sin idea de jubilarse; cuido de una enorme finca y tengo una biblioteca. Como todo, la información caduca. Ya estoy jubilado con 38 años de servicio
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario