De nuevo aquí

Después de dos meses sin escribir, vuelvo a la tarea; no es  que no hubiera tema, sino algo de flojera.

En el escrito anterior, hablaba de esperanza y buenas noticias; ahora la buena noticia (aunque para algunos sean muy malas) es que los cambios se harán (si o si).

Los cambios vendrán por los bancos.

Aquí vivos, el Santander y el BBVA, tendrán que afrontar muchas pérdidas pero pueden salir adelante; su mayor peligro proviene del propio estado, que para salir adelante, puede no dudar en sacrificar todo lo que se encuentre por el camino; no me estoy refiriendo a hacer un esfuerzo para salir todos del atolladero, sino para mantener a los que están en la estructura intima del estado.

Saldrán adelante las dos cajas pequeñitas (caja Pollensa y Onteniente) pues a nada que reciban la gestión de algunos organismos públicos o privados de su zona de influencia, compensarán la caída de ingresos.

Los demás o ya huelen o están en estado de coma.

Mientras se les permita hacer «esas ingeniería financieras» de considerar el papel higiénico de la oficina, como inversión y dar «certificados de virginidad» a madres con 6 hijos, todo porque son obedientes (compra esta caja, adquiere esta deuda, financia esta idea…)

En España, no he encontrado a nadie que se haya hecho eco de las grabaciones de los bancos nacionalizados irlandeses.

Sería muy interesante ver las cintas aquí, si no han sido destruidas.

Alguna entidad de las que «huele», a fecha de 22 de Diciembre al 7 de Enero, bloqueó las cuentas del los centros de enseñanza públicos (años 2011 y 2012) y luego me he enterado, que también se hizo esto en el 2012, con cuentas de particulares. Entiendo que tienen 15 días muy cruciales, para adornar la cuenta de resultados.

Que el Santander y el BBVA compren cajas nacionalizadas es un asunto grave. Ellos ya tienen exceso de sucursales y de plantillas. Entiendo que alguna sucursal determinada o acceder a ciertos perfiles de clientes, les puede interesar pero de ahí a efectuar fuertes presiones para que se queden con estas entidades, hay un abismo.

Al no dejarse quebrar a estas entidades, los contratos y compromisos perduran.

Esa sucursal con un alquiles tan caro, puede estar escondiendo el financiamiento de los revolcones, de un alto cargo, que pasa a financiarlo la adquiriente; esa venta (con alquiler) de sucursales, a la desesperada para obtener liquidez, me lleva a tener que mantenerlas o pagar una fuerte indemnización por ruptura de contrato. Esas plantillas tan generosas en muchos caso (en número y sueldos) tengo que reestructurarlas y en condiciones similares a los que estoy despidiendo de los míos o corro el riesgo, de tenerlos tocando trompetas a las puertas de las sucursales.

Dije en este blog, que la red Santander, hace dos años perdió 1.500 millones de euros pero apareció con un beneficio, por que desde el grupo se provisionó una cartera de inmuebles.

El años pasado hizo mas o menos lo mismo, lo que no es incorrecto, por que la red es el origen del Santander y no es una entidad «separada», pero la imagen de las cuentas es diferente.

Si la presión fuese «excesiva» no descartaría algún tipo de maniobra, que iría el reconocimiento de fortísimas perdidas en la red Santander o convertir la red en un banco y el banco en un grupo de empresas o holding, fuera del alcance del banco de España y si no fuera suficiente, con domicilio en un sitio seguro, aunque conservase el domicilio social en el Paseo de Pereda de Santander.

De los que están en estado de coma, esos bancos que aparentemente saldrían adelante porque están «bien», Bankinter por ejemplo; la caída tan fuerte del consumo está haciendo aguas en los centros comerciales, punto fuerte de esta entidad y el cierre tan brutal de negocios, está rompiendo las rentas de locales en zonas urbanas y son la rentas las que están forzando  esta tanda de cierres, porque no esta en manos del inquilino revisar la renta, cuando ya ha revisado todos los otros gastos.

En el artículo anterior, ya comenté que en Irlanda, cadenas comerciales y particulares están recurriendo al proceso concursal para reducir las rentas, cuando todavía tienes liquidez y poder salir del concurso de acreedores, a pesar de la mala imagen que esto supone; antes feo, que muerto.

Han suspendido en Irlanda una subasta de inmuebles y me tiene muy, muy mosca.

¿Qué tenía en especial? Para mí, que subastaban un centro comercial , pero la subasta ha sido cancelada, no el centro comercial, sino toda la subasta, y esto puede indicar que puede estar reduciéndose fuertemente la demanda inmobiliaria. Fijarse, que el centro se subasta con un precio de referencia que no llega al 2% del precio estimado durante el BOOOmmm.

Bibliografia sobre bancos:  1, 2,  3 , 4, 

Lacharola.com

Contactar—–                  historia@lacharola.com

Acerca de Egui

Un maestruco en activo, con 33 años en activo y de momento y aunque parezca mentira, sin idea de jubilarse; cuido de una enorme finca y tengo una biblioteca. Como todo, la información caduca. Ya estoy jubilado con 38 años de servicio
Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario