El cuarto caballo del apocalipsis- la muerte

El Señor McCoy, que dirige y escribe en Cotizalia, escribe sobre los tres jinetes del apocalipsis,  lo cual me permite ser el cuarto “la muerte”, pero no en el sentido de la Oca, de punto final al juego, sino al del Tarot, como el renacer a un nuevo entorno, prima hermana, de la destrucción creativa o que para hacer tortilla, hay que romper huevos.

Llevo un cierto tiempo avisando de lo que veo, y se me está pegando el síndrome de Casandra, cuando anunciaba a los Troyanos el peligro del caballo.

Repito hasta la saciedad: miren este gráfico, a mí me indica que la situación normal del indice, es la zona de la izquierda, con sus oscilaciones normales, como las del 29; pero a partir del 85, empieza un crecimiento desaforado de tipo exponencial, característico de las plagas, que pincha parcialmente con los punto.com y vuelve a retomar alturas, hasta que la altura es tanta, que pierde sustentación y entra en barrena.

Simplemente del gráfico (y se va cumpliendo), deduzco, que muchas empresas y países, no podrán aguantar la “vuelta a la normalidad” o sea, por debajo de 2000.

Tambien deduzco, que algo metió dinero o lo creó y no fue el anterior Presidente de la FED, pues las fechas, no coinciden.

Luego añado cosas de mi cosecha, como que es un momento de quiebro histórico, que va a exigir cambios profundos. ¿No se han fijado en los fallos estadísticos?. Nos decían que los pisos subían, cuando veíamos que aún bajando el precio, no se vendían; pero la estadística, registraba los que se habían vendido sobre plano, tres o cuatro años antes y los de segunda mano, que podían ponderar la cifra, simplemente no se vendían, porque compradores y vendedores no encontraban un precio de encuentro.

La tercera Ola- Toffler

Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario