Jugando con las cifras

En el escrito anterior, hace ya medio mes (como pasa el tiempo…), puse pegas a la fusión de cajas y ha venido a refrendarlo esta noticia de Cotizalia «El agujero patrimonial de CCM supera los 3.000 millones según las cuentas en poder del BdE«. La misma noticia, dice, que podría llegar a 4000 millones y que el fondo de garantías de las cajas, es de 4.100 millones. En una palabra y de una tacada, se volatilizaría la garantía de las cajas, lo que provocaría un mayor endeudamiento, del estado. Cuando leais, que el fondo de garantías anda, sobre los 8000 millones, se están refiriendo al saldo de los tres fondos (cajas, bancos y cooperativas de crédito) y no creo que sea fácil, unificar los tres fondos, a estas alturas.

El problema, de las cajas y de los bancos, es que necesiten capitalización en estos momentos; si los bancos lo tienen mal, las cajas imposible; las entidades públicas, que serían las únicas que entrarían, no andan boyantes en cuanto a recursos y las cifras son de asustar.

Partamos de una hipertrofia del sistema bancario, donde sobrarían entre el 50% y el 60% de las sucursales y en la situación actual, una falta total de negocio bancario (con alguna escepción); fusiones sin degollina de susursales (reducción de gastos), no tendría sentido; aquí podría meterse, lo de subastar los depósitos y sucursales estilo FDIC, cuando lo que se está intentando es colocar al fondo como inversor, lo que dejaría a los demás partícipes del fondo, con el culo al aire.

El problema es político, del de vuelo rasante; esferas de poder, puestos etc.

Me causa risa, lo de obligar a coger dinero público, a todas las entidades vayan bien o mal; que excusa para el Chaves del otro lado y los de otros lados, que están agazapados. Lo de doble nacionalidad de un banco, que expuse en otro escrito, venía por la cuestión de imagen-país; pero puede servir, contra chavistas de cualquier sitio.

Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario