El nacimiento del monoteísmo

Durante este periodo de «vacaciones» del blog, he visto algunas cosas entre ellas un documental sobre Tutankamón.

La parte que más me impacto, fue oír la confirmación de que los abuelos maternos eran Yuya y Tuya, información sin contrastar que leí en un libro, hace tiempo, titulado «Moisés, faraón de Egipto», de Ahmed Osman.

Lo que dice el libro, pero la genética le es muy difícil demostrar, es que este Yuya, puede ser el José de la biblia.

En algún momento, se van a mezclar la idea del dios único tribal ( que representa únicamente a ese grupo), con el dios supremo universal ( que es para todos); esto estaría apoyado, por la necesidad que tenían los faraones de esta dinastía (la XVIII) de controlar el poder de los sacerdotes de Amón, adquirido posiblemente con la reina Hatshepsut y sus vínculos de cama y poder con el sumo sacerdote de Amón.

¿Que tiene que ver con la economía?

Hasta ese momento, ningún Dios, por muy Supremo que fuera, dejaba de  compartir poder con otros dioses; no existía la Omnipotencia (que todo lo puede).

La Omnipotencia es un atributo del Dios monoteísta, solo puesta en duda por la existencia del diablo.

Curiosamente, esta capacidad de acción (que todo lo puede), se le ha atribuido al mercado y al estado; cuando ha fallado el mercado, han buscado refugio en el estado, pero también este tiene toda la pinta de fallar, por lo menos con la actual estructura.

Sería interesante meditar sobre los resortes psicológicos que han favorecido este hecho, como la sensación de seguridad, incluso por gente, que se diría antiguamente, de comunión diaria.

Lacharola.com

Egui:  historia@lacharola.com

Acerca de Egui

Un maestruco en activo, con 33 años en activo y de momento y aunque parezca mentira, sin idea de jubilarse; cuido de una enorme finca y tengo una biblioteca. Como todo, la información caduca. Ya estoy jubilado con 38 años de servicio
Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008, Religión. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El nacimiento del monoteísmo

  1. Pingback: La Biblia | Cabreados.com

  2. Pingback: El cristianismo: religión oficial | Cabreados.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.