Se acabaron los embargos. Muerte bancaria por inanición.

Hace dos días, anunciaba el país la noticia de que un banco renunciaba a la subasta de un piso para no perder dinero.

En enero había anunciado que los embargos iban a sufrir fuertes cambios; se ha producido, pero no por el lado previsto, aunque sí, muy cercano.

Detrás de esto, está la quiebra total del sistema financiero, quizá con la salvedad del BBVA y el Santander; con la caída en el precio de las viviendas que se está produciendo y que seguirá ampliándose como en Irlanda, las entidades financieras estarán totalmente pilladas  (más aún).

Seguirán intentando vender, lo ya embargado; conseguir un crédito hipotecario fuera de esto, será un acto de fé, más que una realidad. Intentarán mantener los precios, pero se romperá por el lado de los particulares, que tendrán que vender solamente a compradores que posean efectivo, ahora particularmente escaso y estaremos en la vía de irlanda, con un 30% de las compras en efectivo.

Lacharola.com

Egui:  historia@lacharola.com

Acerca de Egui

Un maestruco en activo, con 33 años en activo y de momento y aunque parezca mentira, sin idea de jubilarse; cuido de una enorme finca y tengo una biblioteca. Como todo, la información caduca. Ya estoy jubilado con 38 años de servicio
Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.