Cuidado donde mireis, a ver lo que pisais.

Todos están contentos, porque el enfermo, no muestra signos de dolor, pero esto después de tres inyecciones de morfina; pues mira, si por eso se ponen contentos…., ya les pasarán la factura.

A pesar de la alegría (bursátil), WM a lo suyo, que son los agujeros en el suelo. ¿ Cómo debe de gustar el sillón?

Porque no entiendo esta agonía, con el peligro de retirada de dinero. 

Se dice, se comenta, que algo feo tiene que tener en sus activos, porque al precio que está, no sale ni a 2 millónes de dólares, la oficina bancaria.

Pero tanto mirar a través del charco, no nos deja ver al BB inglés, especialistas en maniobras desastrosas, que tambien se dedica a hacer hoyos.

Y como la envidía es mala compañera, hay otro banco que desea hacer lo mismo- Fortis.

Al primero, se le han hecho el acolchado; al segundo, le ponen hierba, para que no se estropee al caer; para el último, nadie preveía nada. ¿Le dejará una colchoneta el Santander?. Muchas tentaciones y al mismo tiempo.

Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario