Señores: NO es una crisis económica

Si tienes una piedra en el zapato, de nada sirve cambiarse el calcetín, darse masajes en el pié, ponerse una colección de cremas u otras posibles acciones. Lo primero es o cambiar de zapato o quitar la piedra (si se puede, que no siempre).

En esta pelea por la supervivencia, los que tienen el poder, con la primera excusa que pillan (y creyendo en ella) aplican una medida, pero no cambian de zapato, ni quitan la piedra.

La balanza de pagos, hay que equilibrarla, como sea, sino se equilibrará ella, pero con consecuencias no deseadas. Las empresas y entidades que estén en un equilibrio financiero, tienen muchas posibilidades de sobrevivir, sobre todo si tienen un pie afuera, los demás ya veremos.

Este barrido bancario que estamos teniendo estos días, se calmará, pero algunos bancos no sobrevivirán y otros quedarán tocados y caerán a la siguiente vuelta.

Irlanda ya está sin bancos propios, pero en su empeño de mantenerlos ha arrastrado al propio estado.

¿Que hubiera pasado, si por incumplir algunos requisitos (capitalización…..) les hubiesen intervenidos, legalmente quebrados, subastados y un viernes a última hora, se lo queda el adjudicatario, bien nacional o foráneo? El estado estaría mas o menos fuerte, pero no hundido; los bancos, con los nuevos propietarios, estarían saneados y en condiciones de prestar a aquellos en condiciones de devolverlos.

El estado tendría una pillada parcial a través del fondo de garantía, pero no demasiado grave. En cambio ha mantenido una estructuras, que ha consumido los recursos del estado.

¿Será ayudado? Y qué; la ayuda no resuelve los problemas; es la crema para el pié, quita el dolor o la molestia de la rozadura, pero la piedra esta ahí.

Observen la resistencia al cambio; cada vez está habiendo un mayor distanciamiento entre la clase política y la gente.

Desde una perspectiva económica, seguiremos cayendo, hasta que encontremos un cierto suelo, que variará de las condiciones interiores y de los apoyos e inversiones exteriores. Mientras mas impuestos claven las administraciones, sin ajustarse ellas, más bajo se caerá; si el país entra en una revuelta social, más de lo mismo.

Se necesitan hacer fuertes cambios y fuertes presiones, para que se produzca la adaptación a la nueva situación pero contra más sea la resistencia al cambio, más profundamente caeremos.

El país, tiene que hacer una revisión económica y social, que lo más fino que puedo decir es, que será “brutal”, incluyendo aquí, rebajar sustancialmente los niveles de corrupción, pero no solo hay que mirar a los poderosos, hay que fijarse en esas pequeñas corruptelas, que “justifican” las mayores, porque esas personas, sino cogen “más” es porque no pueden. Observen los robos de papel y gel, en los baños públicos.

Tenemos que abandonar “lo grande” y centrarnos en lo pequeño. Eliminar lo innecesario y revisar muy profundamente, lo que es “necesario”.

Observen el nivel de gilipollez que se alcanza, cuando estamos subvencionando la compra de ruedas, mientras los hospitales, se van a quedar sin medicamentos, por impago.

Tenemos que tener una visión global, a nivel de estado y de sociedad; revisar el sistema fiscal, completamente; y la “burrocracia”, ya.

A un administrado, no se le debe pedir “ningún” documento, que provenga de otra administración pública. Cuando se haga la revisión, no hay que preguntar, que documentos hay que eliminar, sino, que se justifiquen cada uno, de los que sí hay que pedir.

Crear una estructura flexible y muy pequeña, para escuchar al ciudadano; no para resolverle su problema, sino para evitar el mal funcionamiento social.

Si presento un documento, en un sitio público, me ponen el sello y no el número de registro de entrada, puede ser una mala costumbre, pero puede ser una mala costumbre “interesada”; mientras que la primera sería dejación o en su caso prevaricación, en la segunda, sería directamente corrupción; pero yo como ciudadano, tengo que saber, si se va a hacer algo y donde lo tengo que comunicar, quedando fuera de mi alcance el sistema judicial y el defensor del pueblo, simplemente pediría información sobre ese proceder, que con cualquier excusa sería despachado.

Me estoy acordando, que en una universidad de Madrid, hubo un juicio por alteración de un acta de notas y los testigos manifestaban, que era una práctica normal, lo que fuerza a la juez  decir ” que prefiere no creer que sea una práctica habitual”.

Esto salió en los periódicos, entiendo que la juez, para no desmontar el empiece de la universidad, adoptó esta actitud, pero ella cometió prevaricación( sin ser consciente de ello) y yo como ciudadano, lo presencié sin poder hacer nada, porque se tenía que haber abierto una investigación, pues un acta, no deja de ser un documento público.

¿Vamos viendo por donde tienen que ir las cosas? Sin darnos cuenta, hemos ido pasando de ser ciudadanos a ser súbditos, no de un rey, sino de una clase política y administrativa, donde las leyes se hacen para los curritos.

España no puede salir del euro; hay que crear un euro divisa, donde se agrupen los fuertes dejando al euro bajar suavemente hasta que se encuentre un punto de equilibrio.

Lacharola.com

Egui:  historia@lacharola.com

Acerca de Egui

Un maestruco en activo, con 33 años en activo y de momento y aunque parezca mentira, sin idea de jubilarse; cuido de una enorme finca y tengo una biblioteca. Como todo, la información caduca. Ya estoy jubilado con 38 años de servicio
Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario