¿Existió el pueblo Vasco?

Prólogo- No se discute si ahora existe, el pueblo cántabro o el vasco, pues depende de sentimientos de la gente.

No «crean» en lo que les escribo; no es una cuestión de fé, sino de una herramienta «útil» para entender el pasado y si no es útil, pues no pasa nada.

Tener presente, que estados y religiones se dirigen a los niños, porque una vez modelada una idea, el barro se vuelve duro y cuesta tiempo y trabajo, volver a modelarlo . Sus ideas no van a cambiar por este escrito; o tenía ya sus dudas (y le ayudará en el cambio) o si no tenía dudas, se conseguiría mucho, que aparezca una nube en el horizonte.

Solo les pido, que si alguna pieza histórica, no les encaja, intenten verla desde esta perspectiva, pues al fin y al cabo la historia es un puzzler, y la foto de fondo es la que te condiciona; si le cambias la foto a un amigo, de su puzzler, un bosque por una marina, se dará cuenta, pero si le cambias una goleta por una fragata, las dos navegando en largo y la mar en marejada, puedes volverle loco y le sobrarán (y faltarán) piezas, para completar la foto.

Estaba mirando la expansión de los celtas en el siglo III a.C. y me encuentro, con que el «asunto vasco» interfiere en algunos mapas.

Como pueden observar en los mapas, hay una discontinuidad entre la Galia y los galos penínsulares, de la que disconformo.

A- El valle del Ebro. Estaba ocupado por los celtíberos, que ha querido verse como una mezcla de celtas e íberos y por tanto, fuera del espacio estrictamente celta, lo que evitaría el aislamiento «vascón» por un lado y por otro, como ejemplo de integración peninsular, cuando dos grupos diferenciados se integran.
Personalmente defiendo que es un espacio céltico total (los celtas del Iber) y que en el espacio ibero pudiera haber alguna tribu de origen celta, pero bajo el epígrafe ibero, al considerar que la zona íbera, no es étnica, sino geográfica y si los galos o celtas han llegado hasta el mar Mediterráneo, por encima de los Pirineos, podrían haber llegado tambien más al sur, pero quedarían englobados en la denominación anterior.
B- El espacio vascón, es un espacio cambiante, pero que detallaré posteriormente, que estaría al lado sur de los Pirineos, por el lado Atlántico.
C- Espacio Aquitano: es la consignación de este espacio como no céltico, lo que me ha molestado. El que para entender, los vínculos entre los aquitanos y los vascones, en la alta edad media, se recurra a considerarlo como un espacio «vasco» y que no fuesen galos, porque tenían un habla distinta a los galos del norte, es de un atrevimiento insultante, pues un señor que los conoció profundamente fué Julio Cesar y él los engloba claramente como galos o celtas (prólogo de Bellum Galicum) y es conquistado por Craso (hijo) relatado en su libro tercero, derrotan a los aquitanos y a los cántabros, que les han ido a ayudar, lo que origina un problema, sobre la ubicación que se quería hacer de los «vascones» étnicos.
Este problema que se repite continuamente, hace que los nacionalistas vascos del XIX defendieran un Vasco-Cantabrismo, aunque se les escapaba el euskera, no existente en lo que se consideraba zona Cántabra.
En definitiva el mapa lo veo así.
Ya defendí la no existencia del pueblo Cántabro en otro escrito.

Volviendo al punto B, objeto del título.

Tardé dos años en darme cuenta, de que el criterio geográfico que había aplicado a los cántabros, también podía ser aplicado a los vascones.

Me ayudó la hipótesis de que los de habla euskérica, no todos los vascos y si algunos navarros, podían ser desertores del ejército de Anibal.

La primera vez que lo leí, me llamó la atención y me dio risa, por la imagen que transmite (desertores), después observé que muchos cántabros habrían hecho lo mismo, pues 2/3 del ejército se negó a pasar los Alpes; la hipótesis de los desertores se apoya en que el euskera pertenece al tronco idiomático libio-fenicio, en definitiva pariente del cartaginés, del bereber, del fenicio; sabía que ha habido intentos de traducir las inscripciones iberas a partir del euskera, lo cual me decía que el origen de la tesis, tenía algún apoyo y no solamente una calentura estival.

Busquen Sierra de Aitana, zona ibéra. La madre se asocia con el agua (ríos…..) mientras que el padre se asocia con elevaciones, da igual en que idioma, al igual que los dioses supremos son solares, mientras que las diosas son lunares.

Aita es padre en euskera. ¿Sería igual en cartaginés?

Sabía de la existencia de varios euskeras, reunidos ahora en el batua y si el idioma se había fosilizado, en el momento de la fosilización, ya estaban escindidos.

Imaginemos un grupo de catalanes, gallegos y castellanos, que hubieran arribado a una isla por la zona de Indonesia en tiempos pasados y se hubiesen agrupado por afinidades idiomáticas, mientras que si se agrupan como españoles, les enfrentaría directamente con los aborigenes, al definirse como un poder (pero sin pólvora). Los isleños les soportan, sin esclavizarlos porque aportan una nueva técnica para embarcaciones y los distintos grupos se reparten por la costa de la isla. esto provocaría la fosilización de las tres hablas de uso interno (como les ocurrió a los judíos sefardíes).

Sustituyan las embarcaciones, por el aprovechamiento del monte y tendremos una situación parecida.

No constituyeron estructura política (tribu), hubieran chocado brutalmente con los galos/celtas.

Tampoco robarían mujeres, los ejércitos eran seguidos por una muchedumbre no combativa; si se hubiese dado ese caso, podría haberse dado un proceso de integración/asimilación, pues la madre hubiera transmitido su idioma y tarde o temprano hubiese sido un puente de comunicación.

De los distintos grupos que estuvieron moviéndose por los Pirineos, muchos serían destruidos o asimilados, mientras que perduraron, estos grupos, en lo que hoy es Navarra y País Vasco.

Siempre estuvieron como elementos marginales, pero conservaron ese signo de identidad que es el idioma, sirviendo en los oficios mas duros o en la guerra. Primero con los galos (como cántabros o vascones), después con los romanos y cuando Roma cae, toda la zona se vincula al Ducado de Aquitania, un poder político posromano.

Cántabro o Vascón sería simplemente montañés/serrano.

Mientras que la acepción Cántabro, se generaría desde el valle del Ebro (las montañeses del iber), la de Vascón se generaría desde Aquitania.

Fijarse, que el término Astur, se mira desde el valle del Ebro; los astures son los que están detrás del río Astur (el Esla).

En Cantabria hay ese tipo de toponimia, que define un espacio por su límite, visto desde una posición; así hay los Pasiegos (los que viven detrás del rio Pas, en su zona no costera) y los Trasmeranos, los que viven detrás del río Miera; y los dos, curiosamente vistos desde la zona occidental del Cantabria.

Esta consideración del término vasco como un término genérico y no étnico, hace desaparecer totalmente las «contradicciones» que aparecen en los textos.

Explicaría porqué los navarros no son vascos, aunque tienen gente euskérica y tiene montañas, pero los topónimos espaciales, se desplazan o son sustituidos, como Al Andalus. Los étnicos, en cambio están vinculados a la étnia.

Un muchacho que ha nacido en Bilbao, criado en Barcelona y que ahora vive en Madrid,¿que será? ¿Vasco,catalán, madrileño?, pero simplemente será gitano; para él, éso es lo importante (la etnia), lo demás es secundario.

Lo étnico y lo administrativo, se solapan.

¿De donde procede el problema? Ese grupo de gente incorporada al mundo céltico, pudo mantener su identidad linguística, al desaparecer este e incorporándose al mundo romano; integrándose mejor en el mundo romano, al carecer de estructura política (tribu).

Al desparecer Roma, surge el feudalismo (relación de poder) porque las tribus han desaparecido (relación familiar)

Los romanos no tenían un sistema escolar romanizante, esta función la suplía con creces el ejército y las estructuras urbanas.

Ese idioma sobrevive y se reconoce como el idioma de los vascos (generalización), aunque los propios nacionalistas originarios, no estarían muy conformes, cuando le redenominan euskera.

Con motivo, de las guerras carlistas, esas en que el mundo agrario se enfrenta al mundo industrial, los curas con fusil al hombro, que pierden en el conflicto, se vuelven hacia esos «nobles brutos» y acompañado del nacionalismo que se desarrolla con el mundo industrial, da lugar a ese nacionalismo de sacristía (ETA se forjó en un Seminario).

Al bucear en la historia, no queda clara la situación y se desarrolla formas noveladas, que alcanzan niveles de dogma «Amaya y los Vascos». Como pensaban en un vasco-cantabrismo, el núcleo de Amaya lo consideran como propio, aunque esté en espacio «cántabro».

Lacharola.com

Egui:  historia@lacharola.com

Acerca de Egui

Un maestruco en activo, con 33 años en activo y de momento y aunque parezca mentira, sin idea de jubilarse; cuido de una enorme finca y tengo una biblioteca. Como todo, la información caduca. Ya estoy jubilado con 38 años de servicio
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.