La sombra de la emigración de la hambruna de la patata.

Irlanda no tiene hambre física, pero sí de resolver sus problemas y como el gran papá no lo resuelve, la gente empieza a emigrar.

Vean este artículo del independent.ie (trad.); recuerdo que para hacer una equiparación con nosotros, hay que añadir un cero, pues ellos son 4,5 millones de habitantes, de momento.

Se imaginan, que dentro de poco, tengamos unas colas en los aeropuertos de 10.000 personas semanalmente, en busca de trabajo por el mundo…

Pues esa situación es la que tiene Irlanda; si se van los trabajadores y se quedan los jubilados, curiosa situación (por decirlo finamente) para un país “moderno”.

Lacharola.com

Egui:  historia@lacharola.com

Acerca de Egui

Un maestruco en activo, con 33 años en activo y de momento y aunque parezca mentira, sin idea de jubilarse; cuido de una enorme finca y tengo una biblioteca. Como todo, la información caduca. Ya estoy jubilado con 38 años de servicio
Esta entrada fue publicada en La Gran depresión del 2008. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La sombra de la emigración de la hambruna de la patata.

  1. gabriel nobriso dijo:

    Creo que la cultura de emigración en Irlanda es muy diferente a la Española.

    Incluso en la época mal llamada del “Celtic Tiger” mucha población emigraba a Australia y Estados Unidos,(Algunos despidiéndose de buenos trabajos).

    Todas las familias en Irlanda tienen hermanos , tíos o familiares cercanos en otros países Anglo hablantes desde la crisis de finales de los 80.

    Los jóvenes en Irlanda se independizan de vivir con sus padres cuando empiezan a ir a la universidad, incluso antes y no tienen la dependencia de las madres como en Is-Pain.
    No me imagino a la juventud española emigrando en la misma medida.

Deja un comentario